jueves, 22 de enero de 2015

su voz

Su voz está presente en todos lados, en la risa o el llanto de un niño, las gotas de lluvia o el viento que sopla entre los árboles.

Su voz se encuentra en esa punzada en nuestra cabeza, en el silencio de la noche, en el bullicio de la calle.

Su voz se hace presente como un rayo de luz, como bruma en la mañana, como un abrazo en el momento justo.

Absortos en nuestros propios pensamientos, deseos y planes hemos olvidado hablar con él... aunque le invocamos religiosamente en las mañanas, en las noches y en nuestros momentos de desasosiego.

Hemos olvidado que conversar con él no es lanzar palabras al aire, sino estar atentos a su voz para decir: ¡Hágase tu voluntad!