martes, 9 de agosto de 2016

Pregón

Prosa.
Cuando hablo lo hago sin dobles intenciones.
Cuando callo mi silencio es una pausa, una ausencia, un volver a empezar.
Cuando digo que soy una carta abierta, es porque soy prosa.

Canto.
Amo estar en boca de los niños y de los sencillos.
Amo las coplas del pueblo, aunque no soy canto. Más que canto, soy pregón.
Amo ser grito y después silencio.

Yo no soy un enigma, soy una carta abierta ...y sin embargo no cualquiera puede leer mis sencillas intenciones.  De las cenizas del silencio renacerá una voz.


Twitter: Owiruame