martes, 7 de julio de 2015

No es llanto la lluvia

No.
Ni el cielo se está cayendo ni Dios está llorando.
No es llanto la lluvia, es canto.

Un canto viejo, de hace mucho tiempo, cuando los cerros eran verdes y los arroyos tenían voz.

Voz.
Voz de agua y viento que llega a tu ventana.
Voz de trueno que celebra la vida.

Una vida que  que ahora es historia, recuerdo vago en la mente de los viejos y sin embargo se hace presente... o tal vez no.