jueves, 20 de febrero de 2014

un regalo...


Hoy tomé tus pequeñas manos y las de mi esposa entre las mías e hice una oración. Cumples tu primer año de vida y quise dedicar unos momentos para dar gracias por ti al dador de la Vida.

Quiero creer que Él nos ayudará a guiar tus pasos en este mundo, quiero creer que puedo llegar a ser el padre que mereces. Verdaderamente eres un regalo del cielo y mi gozo, como dice tu nombre.

Te amo hija.