sábado, 24 de agosto de 2013

voz de agua y sal...



¡No quiero nacer! Gritó aquella lágrima mientras su voz de agua y sal se perdía enjugada en un pañuelo.