miércoles, 29 de junio de 2016

el sabio extraviado



Algunos hombres pierden la cabeza por una mujer. ¿Cuántas son necesarias para extraviar el corazón de un sabio? Aparentemente mil.

Pretextos. El sabio rey estaba perdido desde que fijó sus ojos en la primera.  Como yo, que aun teniendo un mapa, me pierdo en tus ojos cuando los miro.

Twitter: Owiruame