miércoles, 25 de mayo de 2016

cenizas


Lágrimas.
No me gustan las despedidas.
Sobre todo las que son para siempre.
Hay cenizas que jamás se lleva el viento.

Páginas.
No me gustan las promesas rotas.
Sueños e ilusiones lanzados al fuego.
Hay cenizas que jamás se lleva el viento.

Fábulas.
No me gustan las mentiras.
Historias que no deben ser contadas.
Hay cenizas que jamás se lleva el viento.

Pájaros.
No me gustan las jaulas aciagas.
Aves que mueren con las alas rotas.
Hay cenizas que jamás se lleva el viento.

Pero hay aves, como el fénix:
Cierto...
hay cenizas que jamás se lleva el viento,
mas de esas cenizas renacerán.
Twitter: Owiruame