lunes, 4 de enero de 2016

diente de león

Brota en primavera, aun entre la hierba que no le es favorable.

Crece en el verano y se sostiene apenas llamando la atención, discreta en el campo.

Estalla en el otoño,  volviéndose miles de sueños que el viento lleva a lejanos sitios.

Duerme en el invierno, esperando su momento.

Eres tierra y aire. No existe flor que mejor te represente.
Twitter: Owiruame