jueves, 19 de diciembre de 2013

generosidad

"...son tan generosos al recibir en su casa y vida a esa pequeñita" dijo la mujer, queriendo hacer un cumplido (supongo) que no necesito.

¿Generosos por qué? pregunto. Desde que conocimos a nuestra hija no hemos sino recibido.


Generoso y lleno de gracia Dios, que nos ha dado vida, amor y salud para ver a nuestra hija.

Generosa la mujer que le dio a luz, que le gestó, le vio y le entregó.

Generosos los integrantes del consejo en quienes Dios hizo que halláramos gracia.

Generosa la gente que nos rodea, amigos, alumnos y compañeros de trabajo que se alegran de nuestro gozo.

Generosa mi esposa que ha sido mi compañera por quince años y me ha rodeado de amor.

Generosa mi hija que al despertar me regala una sonrisa que ilumina más que el sol que entra por la ventana...

Yo solo soy un caminante en la Gran Ruta, un mendigo de la asombrosa gracia de Dios que ha recibido más de lo que merecía o esperaba...