miércoles, 18 de septiembre de 2013

riquezas injustas

Llegará el día en que se acaben las ganancias injustas.

Llegará el día en que aquellos que tenían a su cargo los bienes del Dador de la vida, tendrán que dar cuenta de como los administraron.  Entonces sabrán que no hay forma de salirse con la suya, y recordarán que no saben trabajar y mendigar les da vergüenza...

"...los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz" -Así solía enseñar Jesucristo (o así dicen que enseñaba).

La riqueza (injusta o no) es algo con lo que no me llevo bien,  quizá por eso tampoco me gustan los salmos de abundancia y prosperidad.  La verdad preferiría agarrar por los pies cual piñatas, a aquellos malos "mayordomos", y sacudirlos en medio de mi pueblo, hasta que de sus bolsillos salga el último centavo...

Hay gente tan pobre que solo tiene dinero (enseñan en la iglesia). Y gente tan mezquina que ni eso está dispuesta a dar.