domingo, 18 de agosto de 2013

reflexiones de una gubia

Una gubia vieja, abandonada en la mesa del taller de un diestro ebanista, reflexionaba entre telarañas de la siguiente manera: Que extraño, Antes para hacer un dios al gusto del cliente solo se necesitaba una buena pieza de madera y mi presencia en las manos de un hábil artesano... Hoy en día se necesita una tesis de teología, antropología y cosmogonía holística y un grupo de teólogos para debatirla.