miércoles, 3 de abril de 2013

11. El apóstata arrepentido

"Se dice que había una vez un católico, según unos, o un protestante, según otros, que en tiempos muy lejanos y asaltado por las dudas comenzó a pensar seriamente en volverse cristiano; pero el temor de que sus vecinos imaginaran que lo hacía para pasar por gracioso, o para llamar la atención, lo hizo renunciar a su extravagante debilidad y propósito."




No pude evitar recordar esta historia cuando leí los comentarios en ésta otra: Ecuménico (del blog de Edgar Lira) Me da pena ver la ignorancia y la falta de amor en aquellos que dicen ser "la luz", y si lo digo así es porque "luz" es una figura de conocimiento para el mundo secular y de amor para el creyente. Tampoco me considero "ecuménico" pero soy cristiano, y puedo llamar hermanos a otros que viven su cristianismo desde diferentes confesiones y/o religiones...