sábado, 23 de marzo de 2013

21. reposo

"Ustedes respetan ciertos días, meses, fechas y años... hasta parece que no les enseñé nada"
Pablo a los Gálatas

Sábados, domingos, "díasderreposos"...reposos que no eran tales, sino todo lo contrario.  Algunos se persignan al saber que no voy a la iglesia los domingos, el día de reposo "cristiano".  No pretendo que lo entiendan, aunque tampoco es tan complicado:

Primero, no "voy a la iglesia" porque somos la iglesia, la iglesia no es un lugar, somos los creyentes haciendo presente a Jesucristo en este mundo.

Segundo, el reposo no es un día, es una persona:  Jesucristo.  No descanso un día a la semana, descanso en él, sus brazos me rodean a través de los de mis amigos y hermanos, mi cabeza se recuesta en su pecho y escucho su corazón, que es su voluntad manifiesta en la unanimidad.

El reposo no son un par de horas de cantos, lecturas y oraciones en determinado día de la semana.  El reposo es el abrazo de Dios a través de la comunión con los hermanos.

"...para que sean uno, así como tú y yo somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que lleguen a ser perfectamente uno..."
Jesús, en oración.