domingo, 14 de febrero de 2016

cínico

Debemos entender el cinismo como el menosprecio de este mundo, no de las personas.

Les llamaron cínicos como insulto, perros callejeros, sin dueño. Se llaman a sí mismo cínicos porque comprenden que así es, no lo necesitan.

Ser cínico entonces, no es burlarse de los lazos de los demás, sino reconocer que podemos vivir sin ataduras.

Ser cínico no es ser mordaz, el perro no ataca porque quiere o puede. Ser cínico es vivir sencillamente, dejar que la vida sea la alegoría.

Cuando Diógenes caminaba con su lámpara de día, nunca dijo el propósito a pesar de las burlas, hasta que le preguntaron.

Y como él, ¿no estamos todos en busca de un hombre honesto? Un hermano o hermana en el cual podamos mirarnos tal cual somos.

Palabra de perro que eso busco yo.
Twitter: Owiruame