miércoles, 11 de noviembre de 2015

azul


Hay una puerta azul que siempre quise abrir,  sólo para saber si tú estabas esperando detrás de ella. Nunca toqué, nunca intenté abrir; me conformaba con pasar por tu calle, por si algún día querías salir a jugar.

El viento me llevó a otros lados,  el tiempo cubrió de polvo los recuerdos.

No se si regresé o volviste tú.   De nuevo vi tu puerta azul.

Una vez más como hace tiempo, me encuentro pasando por tu calle.  A lo lejos veo la puerta azul; azul como mis recuerdos de ti, como la nostalgia de algo que pudo ser y no fue.

¿Y si toco?