miércoles, 15 de julio de 2015

dicen...


Hay historias que al contarse en lugar de desgastarse, crecen.

La gente saborea las historias que va contando,  la lengua les pica como si no pudiesen contener en la boca aquellas palabras que van repitiendo y a las cuales agregan de su propia cosecha.

En todos los tonos, volúmenes y versiones; no importa si es rumor o noticia.

Y así como la boca explota en palabras, los oídos se abren para recibir aquellas monumentales historias que iniciaron como un grano de arena.

Al menos, eso me han contado... eso dicen.