lunes, 7 de abril de 2014

hermano

Hoy te llamo hermano, no por tradición o convencionalidad, no por la gracia de Dios que nos une... hoy te llamo hermano porque siento tu dolor, me identifico con tu lucha, siento tu esperanza.  Hoy te llamo hermano porque... ahora sé (apenas) que daría mi vida por aquellos a quienes así [ll]amo.