domingo, 25 de agosto de 2013

solo tú...

El Padre sabe que estoy agradecido por haberte puesto en mi camino. Solo tú me miras de la forma que hace que mi corazón de un vuelco. Solo tú conoces mi palabra secreta. Solo tú me has acompañado al enfrentar a la muerte.

El Padre sabe que estoy agradecido por los pasos que has andado acompañándome en el camino. Solo tu voz hace que la paz inunde mi alma en la angustia. Solo tú has hecho de una oración una respuesta. Solo tú has compartido conmigo el pan y el hambre.

El Padre sabe que estoy agradecido por tu mano que señala el camino. Solo tú me cantas de esa forma que me enternece y me hace sentir como un niño. Solo tú conoces mis anhelos. Solo tú seguirías a este loco por los caminos del dador de la Vida.

El Padre sabe... y ahora tú lo sabes, aunque creo que nunca lo has desconocido.